lunes, 16 de mayo de 2011

Hay historias que no vuelven...


Si vuelvo a escribirle, es porque tengo el fiel presentimiento que sigue leyendome. Que tiene la astuta estrategia de estudiarme sabiendo aún que nada de que lo escribo es para el. Que más allá de que este haya sido el medio por el que transmití mucho de lo que fue, simplemente fue. Ese palabrerio ya no va a lograr desestabilizarme. Se acabaron los miedos, los reproches, las vueltas. Se terminaron las mentiras, las ilusiones. Ya no quedan más que palabras gastadas, promesas infundadas. Las palabras se las llevó el viento y por primera vez no voy a dejarme convencer. Alguna vez le dije que no creía en la eternidad de las peleas y mucho menos en las las recetas de felicidad y me doy cuenta que era un simple argumento en el que me refugiaba, para volver a caer, en lo mismo. Le agradezco, el simple hecho de volver cada vez que siente que me necesita, pero hoy, no estoy dispuesta a repetir historias.

1 comentario:

Maca ☾ dijo...

excelentes palabras (L) hace tanto que no me pasaba por aquii <3
espero qe estés muy bien y tengas linda semana
millones de besos!

Publicar un comentario